sábado, febrero 10

Mi moneda de la suerte

Encuentro un euro al cruzar la avenida
Sebastián Bach: por un momento me pienso
en Berlín, París o Bruselas. Miro la calle, el cielo,
escucho mi propio zumbido interno combinado con
el de los autos al pasar. Lo guardo en el bolsillo
como a un feliz mensaje premonitorio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario