viernes, agosto 11

Me han dicho intenso

Ni sé bien qué significa, pero me lo han dicho más de dos veces
y un tercio. Me lo dijo una mujer con cara de avestruz llena de ronchas,
dramatizando y todo, intensa que diría, y señalaba que debía ganar
más dinero por hacer lo que varios hacíamos en su lugar. Más dinero,
porque el dinero mueve montañas, o algo de eso cuenta la parábola.
Otra trucha me lo dijo cuando jugábamos un partido de futbolito
y en cuanto me distraje anotó gol de rehilete, sus ojos parpadeaban
como un par de lámparas de neón que no han recibido limpieza
y están repletas de caca de moscas. ¿Cuál fue el tercero? Ah sí,
el tipo de la oficina que batea para dos lados en el juego del trabajo,
sin trabajos. El mismo que se zambulló el otro día en su propio culo
buscando una sandía para desayunar, ese, sí, el de gesto de pucha,
mal nacido idiota que gusta de vigilar a los demás como videocámara
automática.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario