sábado, julio 22

Karaoke

Limitado en el espacio, transcreo una pócima
para el alegato del día roturado, el día
que carraspea y se modifica al son del tango
que guiaré en unas horas de algodón
crudo y amarillento. Verifico la hora,
la rosa que sopla en dirección contraria
a los eventos recientes: el calor de
la música, la puerta pegada por el óxido,
la sábana blanca amortizada y con una carta
fría, los pies descalzados de lluvia.
He enmudecido: mi garganta asimiló
el hilo de metal. Me rompí queriendo evitar
el ácido.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario