sábado, agosto 27

Interferencia nocturna

Una multitud grita el día en mis oídos.
Extraño el sentido del humor.
La risa, la franqueza iluminada.
No la transparencia, sino este ligero resplandor
al que no puedo mirar sin tener al instante
que bajar la vista.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario