miércoles, diciembre 16

Devaluación


Mamá nos dio la noticia:
entre los documentos
abandonados de mi abuelo
descubrimos cómo había abierto
cuentas de ahorro
para mí y mis hermanos al nacer.
Tendría yo ahora poco más
de 23 mil pesos de antes
más los intereses
si el banco donde depositó
todavía existiera
y si Salinas de Gortari
no hubiera borrado
tres ceros al peso.
Hace cinco meses
me asaltaron y golpearon
dos motociclistas
para llevarse mi celular,
y tres meses después alguien
me robó el auto en el centro,
todo a plena luz del día.
En aquella época,
con 17 mil te comprabas
un bocho nuevo, agrega mi papá,
mientras cada uno se pregunta
hasta dónde puede llegar
nuestra pobreza.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario