jueves, noviembre 12

Ahora te andas con rodeos


No está bien desperdigar los últimos segundos
de oficina, Sísifo, sin tener un ancla
en el otro mundo que te espera al salir entre autobuses
donde tiembla tu reflejo
mientras que otras imágenes ya no volverán
porque te robaron: ahora andas de una ruta a otra,
de una banqueta rota por raíces
a un cielo que te envuelve con su oscuro enigma
que nada más él entiende.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario