lunes, agosto 17

A campo traviesa

Oímos narcocorridos en la camioneta del comandante:
a campo traviesa nos dirigimos a comer unos tacos.
Nos siguen de cerca uniformados con chalecos antibalas
y rifles de un calibre que no sabría describir.
La Lobo negra blindada surca las calles
como un Boeing 747 entre las nubes.
Nada, ni los semáforos la detienen.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario