sábado, noviembre 22

Autorreferencial

Extravió el síndrome
de la felicidad
cuando no era consciente
ni sabía nada del mundo:
antes de destruirlo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario