viernes, junio 13

Para qué ponerse cómodos

Plagio, desenredas tus cuerdas vocales
mientras piensas que en las batallas clónicas
un láser dividió en dos tu brazo
y tus ganas de alcanzar
un vaso de agua sin artificios.
El universo se expande en una gota de agua,
tu propio universo
hecho de depósitos de hierro, zinc,
revistas para adultos,
novelas policiacas,
paraísos de rubia
a ratos asesina.
Y ahora lanzas al aire
un sol emergente,
a imagen y semejanza
de la incertidumbre.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario