viernes, enero 24

Ruido de motores, cincelazos, música enferma

y este sol que no termina por reventar 
como una inerte vaca inflada en el desierto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario