viernes, diciembre 20

Escrito con pluma Bic de tinta color verde



Si no he dicho no
a esta monserga de pasear por la página
como un becerro ahíto
ante una brizna de hierba
por primera vez
desde que abandonó
la teta hinchada
de su madre
como a un soliloquio.
Mírate sonreír por una broma tan poco
afortunada: pero animales como tú
no sonríen, tan sólo
aparentan. Animales como yo
sonreímos y aparentamos
no sonreír. Pero basta, Vitrubio:
entre tus anotaciones
no tergiverses
el ritmo claro de una felicidad
sencilla.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario