domingo, diciembre 15

Enfermedad crónica




Ni yo mismo sé por qué
digo lo que digo,
esto que no escucho,
tan sólo por dormir
tarde, tener pesadillas
y pulso acelerado.
Sé que pronto me toparé
con tu nombre punzante
al buscar a tientas, sobre el buró
y entre las medicinas.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario