jueves, junio 6

Dejémoslo allí



Sería cosa de ir adentro, mar, cielo rojo,
lo que haya en un abismo infinitesimal
o pequeño como una uña
recién cortada. Quién eres, Vitrubio,
en los altos firmamentos firmeza falta,
aves rapaces en cubierta sobran,
cierta maquinaria
engrasada los días de prisión.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario