martes, mayo 21

Re-incidente



En algún lado dejé tirada una mujer
rasgada por dentro, furiosa,
vomitando frío y dinero. Necesitaba
mi ausencia más de lo que la llenó
mi estadía en las habitaciones
de su piel y de su mente
en construcción.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario