lunes, abril 22

Tu chamarra en el clóset



aguarda exangüe entre mis camisas,
también el ventilador permanece inmóvil
con sus lámparas fundidas, tras la ventana
el cedro emite señales que la miopía
no me permite descifrar,
una telaraña cuelga del techo
sobre la cama
como una sábana sucia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario