miércoles, abril 17

Mal que bien


Estuve a punto de lavarme los dientes
con la navaja de afeitar. Imagino así
como por distracción
el rumbo que ha tomado mi país
y lo repito deletreando: m-i-p-a-í-s, con la sorpresa
del que destapa una Coca-Cola
agitada en exceso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario