martes, abril 2

Héroe



Mi primo se batió en Irak dos veces.
En la primera –cuenta el marine cuando bebe–
corría en tierra y miraba de reojo
cómo caía a su alrededor
la lluvia lenta de sus compañeros.
La segunda, un día en particular accionó los misiles
desde un portaviones: devastó un pueblo por completo.
Hoy recibe honores al igual que otros veteranos del Apocalipsis,
héroes de la democracia y el buen juicio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario