sábado, abril 20

Cruce



Entre sobras de café de fin de semana
aún respiro el polvo descifrado
por los rayos del sol en la terraza y ciertas frases
de Lacan –a quien tengo que leer.
Al salir del lavadero
en la esquina de Carranza y Paraguay
una niña me llamó desde las ramas
de un arbolito desprovisto para sonreír,
confirmar mi existencia o la suya.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario