domingo, octubre 23

Perseguidas...



Perseguidas, denostadas, hechas jirones en medio de afilados rayos catódicos, las moscas aprenden, sin convicción, a alumbrar paredes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario