jueves, octubre 13

(En este lado del mundo)


En este lado del mundo nada se sabía
del joven poeta encanecido que
fue a morir a Puerto Trakl. Una mujer
le adivinó el destino apenas observando
su rostro: –Serás una sombra
recorriendo los instantes muertos de tu
condescendiente vida en bares de marineros
borrachos, entre historias tanto o más
trágicas que la tuya. Él había ido a morir,
según supe, pero ignoraba
que en este mar embravecido
la muerte nos esperaba pacientemente
a cada uno de nosotros.


(Sobre un tema de Jaime Luis Huenún)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario